Saltar al contenido

¿Para qué sirve la Metformina?

¿Cómo se usa la metformina para adelgazar?

La metformina es un fármaco antidiabético de aplicación oral. Es utilizado en el tratamiento prevención de diabetes tipo 2 especialemnte en pacientes con sobrepeso. La metformina reduce los niveles elevados de glucosa en sangre como las sulfonilureas, las tiazolidinedionas y la insulina. A diferencia de muchos otros antidiabéticos, por sí sola, la metformina no produce hipoglucemia (estado definido por una concentración de glucosa en la sangre anormalmente baja).

¿Por qué la pastilla metformina baja de peso?

Otro de los usos de la metformina es la perdida de peso, pero no es un tratamiento que actue de forma inmediata sobre el organismo. Si no que puede que pase entre 1 – 2 años para que el efecto de adelgazamiento se produzca de forma gradual y apreciable. En kilos, lo que pasa si se toma metformina sin ser diabético es que conseguirás perder entre 1’5 y 3 kilos.

Si se quiere perder peso mediante pastillas como la metformina, has de saber que con el ejercicio será más fácil conseguir este beneficio. Aún así no todos pierden kilos y, solo lo único que puede pasar si tomas metformina sin tener diabetes es que no aumentarás el peso.

Usos de la metformina

La metformina también reduce los niveles de LDL y triglicéridos circulantes en la sangre y puede ayudar a perder peso. Además es el único medicamento conocido capaz de prevenir las enfermedades cardiovasculares asociadas a la diabetes.

Después de la administración de metformina un 70% se absorbe en el intestino delgado. Tiene una biodisponibilidad del 50 al 60% y la concentración máxima en el plasma sanguíneo (Cmax) se observa entre 2 y 4 horas después de su administración. Después de su absorción gastrointestinal, se distribuye en los tejidos corporales alcanzando el estado estacionario al cabo de uno o dos días. Prácticamente no se une a las proteínas plasmáticas. No es metabolizada en el hígado ni en el tracto gastrointestinal, por lo que se excreta inalterada a través del riñón (el 90% en aproximadamente 12 horas), con una vida media de eliminación promedio de 5 horas (La principal ruta de eliminación de la metformina es la secreción tubular renal).

¿Cómo actúa la metformina?

La metformina favorece el crecimiento de unas 80 especies bacterianas que benefician al ser humano desde el momento que es ingerida y se transfiere a la flora intestinal. También es asimilada y pasa al torrente sanguíneo.

Es un antihiperglicemiante que disminuye los niveles de glucemia basal y postprandial. Esto se logra mediante el control del exceso de producción hepática de glucosa al reducir la gluconeogénesis. Además aumenta la captación celular de glucosa, aumenta la transducción de señales de la insulina, disminuye la síntesis de ácidos grasos y triglicéridos y aumenta la beta oxidación de ácidos grasos.

Disminuye el apetito y la absorción de glucosa intestinal. La metformina no afecta la secreción de insulina por el páncreas así que no produce hipoglucemia ni hiperinsulinismo.

La acción de la metformina ocurre en el nivel de los hepatocitos, donde se concentra en las mitocondrias suprimiendo la producción de ATP (rifosfato de adenosina, nucleótido fundamental en la obtención de energía celular).

El consumo de este medicamento por parte de las mujeres que sufren trastornos ovulatorios, provoca una pérdida de peso, así como una mejora tanto en la ovulación como en la fertilidad, una disminución en la tasa de abortos y de diabetes gestacional. ​ En estas pacientes, la administración de metformina reduce los niveles de la hormona luteinizante.

La metformina no debe ser utilizada durante el embarazo

Efectos secundarios de la metformina

Se han reportado varios efectos secundarios como:

  • Problemas Gastrointestinales
  • Acidosis láctica

Estos dos son un poco mas graves, pero también se presentan:

  • diarrea
  • hinchazón
  • dolor de estómago
  • flatulencia
  • indigestión
  • estreñimiento
  • sabor metálico desagradable en la boca
  • acidez
  • dolor de cabeza
  • enrojecimiento de la piel
  • cambios en las uñas
  • dolor muscular