Saltar al contenido

¿Para qué sirve un Mapa Conceptual?

para-que-sirve-un-mapa-conceptual

Un mapa conceptual es una técnica enseñanza para poder representar gráficamente los conocimientos. Consiste en una red de los conceptos esenciales, unidos por las relaciones que presentan entre ellos. Ayuda a organizar los conocimientos en un esquema, ayudando al aprendizaje de conceptos.

¿Para Qué Sirve la Pomada de la Campana?

El enorme inconveniente del aprendizaje en las escuelas se fundamenta en que los pequeños aprenden de memoria conceptos, sin poder determinar la definición de exactamente los mismos o bien algoritmos para poder aplicar esos conceptos en la resolución de inconvenientes. De ahí que, se establece la relevancia de los mapas conceptuales, donde se puede acabar una palabra clave de cada término y efectuar su vinculación con otros mediante flechas, ayudando al aprendizaje de la persona.

A través de este sistema se obliga al pupilo a aprender las relaciones de los conceptos, jugando con sus significados y vínculos. No se trata de sencillamente memorizar el término, sino más bien empaparse de él.

para-que-sirve-un-mapa-conceptual

¿Un Mapa Conceptual para que sirve?

El mapa conceptual busca establecer una relación de simple aprendizaje entre los conceptos y las vinculaciones entre ellos. Además de esto, se considera una herramienta sumamente útil en el momento de resumir y resaltar lo más esencial en un documento. El propósito del mismo es ordenar los conocimientos para conseguir una mejor absorción de exactamente los mismos, eludiendo el aprendizaje de memoria.

Para efectuar un mapa conceptual funcional, hay que tomar en consideración una serie de puntos para cumplir con la meta del mismo. Para conseguir un esquema gráfico, fácil y de simple absorción de alguna temática o bien hecho, debemos escoger, reunir, ordenar, representar, conectar, aprobar y, por último, meditar.

¿Para Qué Sirve el Barmicil?

Joseph D. Novak está considerado uno de los vanguardistas en incorporar los mapas conceptuales. El especialista de la Universidad de Loyola asegura que el aprendizaje de las personas se da por vía de descubrimiento o bien aprendizaje receptivo. Por otra parte, Ausubel establece que el conocimiento llega a la persona mediante lo que conoce. Eso quiere decir que se da el aprendizaje significativo, esto es que la persona absorbe nuevos conceptos, vinculándolos con lo que ya conoce. Este proceso puede ser consciente o bien inconsciente.

En los establecimientos escolares el aprendizaje acostumbra a ser receptivo, haciendo que el pupilo aprenda los conceptos de memoria, mas que verdaderamente consiga absorber su significado. Para ello, los mapas conceptuales son idóneos para poder organizar la información y establecer vínculos precisos para adoptar nuevos conocimientos.

¿Cómo se hace un Mapa Conceptual?

Para poder crear un mapa conceptual eficaz, se deben tomar en consideración 3 elementos: término, proposición y palabra de link. Los conceptos son esas palabras claves a las que se busca localizar el vínculo para conseguir congruencia y significado. Las preposiciones, por otra parte, son los términos ideales que al unirlos con las palabras de link, formarán una unidad semántica. Por tanto, podemos determinar que la palabra de link va a tener como función relacionar los conceptos.

Los mapas conceptuales se componen por nodos y líneas de unión. Los nodos se refieren a los conceptos elegidos y se van a ver enmarcados por círculos y rectángulos, al tiempo que las líneas van a ser las que unirán estos conceptos, acompañadas de preposiciones y palabras de link.

¿Cómo se clasifican?

Si charlamos de clasificar los mapas conceptuales, nos hallamos con una enorme pluralidad existente. No obstante, merece la pena resaltar las más generales, dividiéndolas en los próximos tipos: Mapa jerárquico, mapa de organigrama, mapa de araña, mapa de multidimensional, mapa sistémico y el de paisaje.

El mapa jerárquico es aquel que empieza con una idea primordial a examinar. Esta se presenta en la parte superior del esquema, ramificando conceptos cara abajo. Presenta un orden vertical en descenso, conforme su relevancia o bien jerarquía. El mapa de organigrama es generalmente empleado en las compañías y organizaciones con la intención de manifestar gráficamente las jerarquías, puestos y departamentos con los que cuenta exactamente la misma.

Se organiza de forma lineal, poniendo en la parte superior al puesto más alto y por debajo al revés. Los departamentos o bien ámbitos que cuenten con exactamente la misma relevancia, compartirán exactamente el mismo nivel en el gráfico.

El mapa araña es más similar al de jerarquía, con la diferencia de que el término primordial puede ocupar cualquier punto del esquema y a partir de él se ramificarán conceptos que pueden ser de igual, mayor o bien menor relevancia. El mapa de multidimensional tiene la peculiaridad de desarrollarse a causa de un esquema bidimensional o bien tridimensional y está basado en los principios de un organigrama. El mapa sistémico tiene peculiaridades afines al mapa de organigrama, con la diferencia de que presenta entradas y salidas en sus esquemas.

Finalmente, el mapa de paisaje busca crear un mapa basándonos en un paisaje (como su nombre lo señala). Para eso toma como punto de inicio un espacio real o bien falso, y organiza la información basándonos en la imagen que se busca conseguir.

Qué es un Mapa Conceptual

Un mapa conceptual es una técnica gráfica expresada en un esquema similar a un diagrama de flujo, que facilita comprender la información existente en orden secuencial y jerárquico, agrupada dentro  de cuadros con palabras clave que se unen por líneas y flechas que indican la orientación de las ideas.

La información que se representa dentro de los cuadros es muy específica, dado que, lo que debe primar en ellos, son los conceptos principales del tema abordado. El tamaño de las letras, el que sean mayúsculas o minúsculas, así como también la dimensión de los cuadros utilizados será representante de la importancia de lo que se escriba en ellos. De este modo, un cuadro grande representa una idea de gran importancia, de tal modo el tamaño de los cuadros deben ser representados secuencialmente. En linea horizontal deben ser del mismo tamaño, mientras que verticalmente deben disminuir gradualmente entre más se profundiza en el concepto.

Los mapas conceptuales son herramientas que representan y organizan el conocimiento. Su objetivo o finalidad es abordar las ideas principales en un cuadro sintetizado lo más simple posible, que sea agradable a la vista y resulte ameno a la hora de leer, interpretar y asimilar la información.

Cómo hacer un Mapa Conceptual

Para hacer un mapa conceptual se debe seleccionar un tema o texto a estudiar, después extraer de él los conceptos clave y las ideas centrales, y se debe hacer una lista con ellas.

Luego agrupar para ordenar visualmente los conceptos obedeciendo a la proximidad o la relación evidente. Posterior a ello identificar y ordenar los temas que se desprenden de la idea principal, se deben ordenar los conceptos dentro de cada cuadro desde el más general al más específico, o desde el más abstracto al más concreto, obteniendo una jerarquía.

Se deben entonces dibujar los óvalos, recuadros o cualquier forma que permita encerrar y señalar visualmente mejor y comprender la jerarquía. Una vez establecida y representada la jerarquía, se deben interconectar los conceptos, mediante enlaces que pueden ser flechas o líneas sobre las cuales se pueden escribir las palabras de enlace que resulten necesarias. Observando el mapa en su totalidad nos permitirá saber si ahora podemos entender mejor el tema, a diferencia de ver una o varias cuartillas con mucho texto.

Ejemplos de Mapas Conceptuales

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…