Saltar al contenido

¿Para Qué Sirve La Betametasona?

sirve-la-betametasona

La betametasona es un fármaco esteroide de bastante potencia, perteneciente al conjunto de los glucocorticoides, con propiedades inmunosupresoras, calmantes, antipiréticas y antinflamatorias que se prescribe como tratamiento para diferentes enfermedades de la piel, enfermedades respiratorias, oftalmológicas, digestibles, reumáticas, neurológicas, endocrinas y nefríticos.

El mecanismo de acción de este fármaco se fundamenta eminentemente en la reducción de inflamaciones merced a la inhibición de hidrolasas de los leucocitos, una forma que deja que se pueda prevenir la acumulación de macrófagos en la parte que está perjudicada a través de la inflamación. Cuando a un paciente se le administra betametasona, exactamente la misma interfiere con la adhesión leucocitaria en las paredes de los pilíferos, se reduce la permeabilidad que tiene la membrana de los pilíferos y así es como en poquísimo tiempo se empieza a ver una reducción del edema en cuestión.

Otra de las peculiaridades de este fármaco es que es capaz de reducir la liberación de aquellas moléculas que están fomentando la inflamación; como por servirnos de un ejemplo la histamina y las quininas, para de esta forma interferir con la capacitación de los tejidos fibrosos.

Posología vías de administración de la betametasona

La betametasona está libre de manera comercial en forma de cremas, sprays, linimentos, geles y lociones para tratar ciertos síntomas propios de diferentes afecciones de la piel, tal como lo son los eczemas: la picazón, la sequedad, el despellejamiento, enrojecimiento, capacitación de costras, inflamación y malestar.

Este medicamento asimismo puede administrarse por vía oral si se combina con oponentes de los receptores H1, para ser utilizado como tratamiento de muchas reacciones alérgicas. En el caso de la presentación para ser administrada por vía intramuscular o bien intravenosa se emplea para afecciones reumáticas, alérgicas, dermatológicas o bien relacionadas con el colágeno.

La betametasona en sí, no es demasiado activa cuando viene en presentaciones tópicas, no obstante al añadírsele un carbono droxilo, esta se hace unas trescientos veces más potente que la hidrocortisona de este género de presentaciones.

Si bien ciertas presentaciones de este medicamento pueden adquirirse de forma libre en las farmacias lo más conveniente es que exactamente la misma sea recetada por un médico, puesto que las dosis adecuadas van a depender de la severidad de la condición, aparte de que este factor determinase que género de presentación es la más eficaz para el tratamiento.

Ciertas dosis que pueden llegar a indicarse para determinado género de dificultades son las siguientes:

  • Adultos: vía oral, 0,6mg a siete,2mg al día en una toma única o bien distribuidas cada cierto tiempo al día.
  • Dosis pediátricas: insuficiencia adrenocortical: 0,0175mg/kg/día divididos en tomas de tres o bien cuatro veces al día. La dosificación en pequeños dependerá de la severidad de la enfermedad, la edad, el peso y la contestación que tenga el paciente frente al tratamiento. Inyección intraarticular, intralesional o bien en tejidos blandos: hasta 9mg de betametasona base en adultos y en dosis repetidas cada doce horas, conforme lo merezca el caso.
  • En niños: insuficiencia adrenocortical: IM, 0,017mg/kg/día y para otras indicaciones IM, 0,028mg a 0,125mg/kg con intervalos de doce a veinticuatro horas.
  • Empleo tópico: se va a deber aplicar de una a 4 veces al día en la zona perjudicada, frotando suavemente.
  • Aerosol: aplicar sobre el área perjudicada sosteniendo el envase a unas tres o bien seis pulgadas de distancia de la zona en cuestión. Procure rociarlo al menos dos segundos o bien hasta el momento en que cubra una zona del tamaño de su mano.

Advertencias-y-cautelas-sobre-la-betametasona

Advertencias y cautelas sobre la betametasona

  • A lo largo del tratamiento con este fármaco es conveniente emplear la dosis mínima eficiente a lo largo de un corto tiempo.
  • No ponga la inyección en una articulación donde habido o bien donde exista una infección.
  • Procure no usar las presentaciones tópicas por un tiempo prolongado en las zonas genitales o bien rectales, cara, pliegues de la piel y axilas, a menos de que su médico de esta manera lo indique.
  • No use cosméticos o bien otros productos para la piel en las zonas perjudicadas al paso que este en tratamiento con este medicamento.
  • No le ponga a los pequeños pañales ni calzones ajustados mientras que están en tratamiento con betametasona de empleo tópico.

Notifique a su doctor todos y cada uno de los fármacos que toma mientras que esta bajo tratamiento con este medicamento en tanto que se pueden presentar interactúes con: paracetamol, calmantes no esteroides, anfotericina B con corticoides, andrógenos o bien esteroides anabólicos, anticoagulantes, anticonceptivos orales, estrógenos, entre otros muchos. Por el momento, no se han presentado interactúes entre la betametasona tópica y otros medicamentos.

El empleo de este fármaco en cualquiera de sus presentaciones puede estar desaconsejado en personas con varicela, determinados género de hepatitis, infecciones cutáneas, hipertensión, sida, insuficiencia cardiaca, diabetes mellitus, hipertiroidismo, osteoporosis, disfunción nefrítico severa, trastornos de coagulación sanguínea, articulación inestable, menores de dos años, personas con antecedentes de hipersensibilidad a los corticoides, entre otras muchas dificultades.

  • Las presentaciones tópicas deben preservarse en sus envases y asegurándose de que estén bien cerrados.
  • No utilice grandes cantidades de este medicamento por un tiempo mayor a un par de semanas si está encinta.
  • No utilice la betametasona en el semblante por un periodo mayor a siete días consecutivos.
  • Caso de que se genere alguna infección a lo largo del tratamiento con este medicamento suspenda su empleo y notifique a su médico.
  • Evite el tratamiento prolongado y en extensas zonas de la piel en tanto que puede presentarse peligros de inhibición cortico-suprarrenal.
  • No use este fármaco si se marchan a dirigir vacunas a virus vivos en pacientes que reciben dosis farmacológicas de corticoides o bien si se padece algún trastorno mental severo y no controlado.
  • Mientras que este bajo tratamiento con betametasona, por tiempo prolongado, probablemente deba acrecentar el consumo de proteínas.
  • Después de la inyección intraarticular va a ser preciso que guarde reposo de la articulación.
  • Sostenga este medicamento en cualquiera de sus presentaciones fuera del alcance de los pequeños y guardado en un sitio a temperatura entorno, distanciado del calor excesivo.

Efectos secundarios de la betametasona

El empleo de betametasona en grandes dosis y por largos periodos de tiempo puede provocar diferentes efectos desfavorables y en algunos casos pueden cambiar conforme a la presentación que se utilice, estos pueden ser: resquebrajamiento de la piel, ardor, cambios de color en la piel, resoplo, sequedad, erupciones en la piel, reagudización de infecciones, acne, arritmias, dolor o bien hormigueo cerca del sitio donde se ha puesto la inyección, hipotensión, complejidad para cicatrizar, perturbaciones en el ciclo menstrual, nauseas, vómitos, dolores abdominales, úlcera péptica, pancreatitis, estrías, glaucomas, lesiones en el nervio óptico, entre otras muchas dificultades. Si observa o bien sufre alguno de estos o bien otros síntomas notifique a su doctor de forma inmediata.

Tenga presente asimismo que con los tratamientos de betametasona en un corto plazo es muy posible que no se presenten efectos desfavorables.