Saltar al contenido

¿Para Qué Sirve La Claritromicina?

para-que-sirve-la-claritromicina

La claritromicina es un antibiótico que pertenece al conjunto de los macrólidos y está indicado para tratar infecciones de la piel, de las mamas y de las vías respiratorias. Entre estas últimas se emplea sobre todo para la faringitis, amigdalitis, sinusitis, bronquitis crónica, neumonía bacteriana (especialmente la ocasionada por la Chlamydia pneumoniae). Asimismo se usa en pacientes con SIDA para prevenir y tratar las infecciones que causa el complejo Mycobacterium avium.

La utilidad de la claritromicina

La claritromicina fue creada en mil novecientos setenta por científicos nipones que procuraban una versión de eritromicina que no afectase los jugos gástricos, lo que lleva a presentar nauseas, vómitos y malestar estomacal por lo general.

La claritromicina, como otros macrólidos, ejercita sus efectos en aquellos microorganismos que se hallan en el proceso de traducción proteica, así inhibe la síntesis de las bacterias. La claritromicina es particularmente eficaz contra determinado género de bacterias Gram, tanto negativas como positivas, y asimismo contra bacilos Gram negativos.

Merced a esta acción, la claritromicina es capaz de combatir ciertas infecciones bacteriales, como neumonía, bronquitis y también infecciones de los oídos, senos nasales, la piel y garganta. Asimismo se emplea para tratar y prevenir la infección Mycobacterium avium complex (MAC), que afecta a los pulmones de las personas con SIDA. Además de esto, se combina con otros fármacos para quitar las bacterias H. pylori, que son causantes de úlceras.

Asimismo, la claritromicina es empleada para tratar otras infecciones como la enfermedad de Lyme, la criptosporidiosis (una infección que causa diarrea), la enfermedad del raspón de gato, legionelosis (la que es un género de infección pulmonar) y la tos ferina. Aun se la acostumbra a recetar para prevenir infecciones cardiacas en pacientes con procedimientos bucales o bien de tipos afines.

Ventajas-de-emplear-claritromicina

Ventajas de emplear claritromicina

Su primordial ventaja es que, en contraste a la eritromicina, la claritromicina se absorbe bien en el tracto gastrointestinal, con independencia de si hay comida en él, con lo que puede ser administrada sin protectores gástricos. Además de esto, su veloz biotransformación genera un metabolito activo que hace que el pico de acción se sostenga hasta tres horas tras absorbido, con lo que puede tomarse dos veces al día.

La claritromicina se concentra en los tejidos más que la eritromicina, mas menos que la azitromicina, y es transportada de forma eficaz a los focos de infección por penetrar los macrofagos.

Forma de presentación y administración de la claritromicina

La claritromicina se presenta en forma de comprimidos regulares, suspensión oral y comprimidos de liberación prolongada. Las dos forman acostumbran a tomarse, en general, un par de veces al día, cada doce horas, con o bien sin comestibles, a lo largo de un lapso que engloba entre siete y catorce días. Por su lado, los comprimidos de acción prolongada se toman uno cada veinticuatro horas con comestibles.

En dependencia de su condición, su médico puede recetarle que alargue el tratamiento por unos días más, mas no haga esto por cuenta propia. Es esencial que respete esmeradamente las instrucciones médicas y lea atentamente el prospecto. Ante cualquier duda, consulte a su médico y/o farmacéutico.

Es esencial para su mejor eficiencia que tome la claritromicina aproximadamente siempre y en toda circunstancia a exactamente la misma hora a lo largo de todo el tratamiento. Recuerde no recortar, desmenuzar ni masticar los comprimidos de acción prolongada.

Información esencial sobre la claritromicina

Por norma general, debería comenzarse a sentirse mejor en los primeros días del tratamiento con claritromicina. No obstante, es esencial que no interrumpa el tratamiento a pesar de las mejoras, puesto que una interrupción o bien la finalización adelantada de la claritromicina puede hacer que la infección no se cure por completo y, en cambio, las bacterias empiecen a volverse resistentes a los antibióticos.

Incluso de esta manera, si los síntomas no mejoran o bien empeoran, contacte a su médico.

Reacciones desfavorables de la claritromicina

Las reacciones desfavorables más usuales con el empleo de la claritromicina son diarrea, náuseas, acidez de estómago, sabor extraño en la boca, dolor estomacal y cefalea. Las reacciones alérgicas, que incluyen picazón, inflamación, complejidad para respirar o bien para tragar, entre otras muchas, han de ser consultadas sin retarda con un profesional especializado.

Cautelas a tener con la claritromicina

Ya antes de tomar claritromicina debe señalar a su médico si es alérgico a la claritromicina, azitromicina, diritromicina, eritromicina, telitromicina o bien a cualquier otro fármaco o bien componente en los comprimidos o bien suspensión de claritromicina. Si no los conoce, pregunte a su médico por la lista de componentes.

Asimismo debe apuntar si está tomando alguno de los próximos medicamentos: astemizol, cisaprida, colchicina, dihidroergotamina, ergotamina, lovastatina, pimozida, simvastatina o bien terfenadina, puesto que acostumbran a estar desaconsejados para el empleo de la claritromicina.

En el caso de sufrir o bien haber sufrido por un buen tiempo QT, arritmia ventricular, ictericia o bien otros inconvenientes hepáticos habiendo estado bajo tratamiento con claritromicina, tampoco es conveniente que vuelva a ingerir este fármaco.

Asimismo debe señalar a su médico y farmacéutico qué otros fármacos recetados o bien sin receta, vitaminas, suplementos nutricionales y productos herbales toma o bien planea tomar. Por servirnos de un ejemplo, ciertas benzodiacepinas, como alprazolam, midazolam y triazolam; bromocriptina; obstructores del canal de calcio como amlodipina, diltiazem, y verapamilo; ciertos fármacos para SIDA, como atazanavir, didanosina, efavirenz, saquinavir y zidovudina; algunos fármacos para arritmia; fármacos para reducción del colesterol; insulina; omeprazol; fármacos orales para diabetes; ranitidina o bien cualquier otro fármaco que esté tomando en ese instante, puesto que pueden interaccionar con la claritromicina o bien estar desaconsejados para el adecuado funcionamiento de este antibacteriano. De esta manera, su médico va a poder ver la mejor forma de conjuntar los fármacos y regular las dosis para eludir los efectos secundarios.

Otras indicaciones de la claritromicina

Asimismo es esencial que advierta a su médico si sufre de bajos niveles de magnesio o bien de potasio en la sangre como si ha sufrido arritmias, enfermedades de los riñones o bien en el hígado.

Si está encinta o bien busca quedarlo o bien si da de lactar a un bebé, asimismo debe informarlo, en tanto que la claritromicina está desaconsejada en todos estos casos. Si llega a quedar encinta a lo largo del tratamiento con claritromicina, contacte inmediatamente a su médico ya antes de proseguir con la dosis. Si será sometido a cirugía, aun bucal, informe que toma claritromicina.